UNA REFORMA QUE PRODUCE REGOCIJO, Parte 5

Pastor IC

Subtitulo: ¿Qué hay en tu corazón? La Prueba del Orgullo 

Hubo entonces gran regocijo en Jerusalén, porque desde los días de Salomón hijo de David, rey de Israel, no había habido cosa semejante en Jerusalén. 2 Ch 30:26

Y fue prosperado Ezequías en todo lo que hizo. 31Mas en lo referente a los mensajeros de los príncipes de Babilonia, que enviaron a él para saber del prodigio que había acontecido en el país, Dios lo dejó, para probarle, para hacer conocer todo lo que estaba en su corazón. 2 Ch 32:30–31

Pasaje Bíblico:  Enfermedad de Ezequías: 2 Cr. 32.24–26; 2 R 20.1-11; Is 38.1-22; Reinado y muerte de Ezequías: 2 R 19.1-37; 2 R 20.12-21; Is 39.1-8; Ezequías recibe a los enviados de Babilonia 2 R. 20.12–19; 2 Cr. 32.27–31 

     I.        NUESTRO ORGULLO Y VANIDAD PUEDEN LLEGAR A NUESTRAS VIDAS POR LAS RELACIONES EQUIVOCADAS; IS.39:1 

    II.        NUESTRO ORGULLO Y VANIDAD NOS PUEDE DAR UN FALSO GOZO; IS.39:2a 

  III.        NUESTRO ORGULLO Y VANIDAD NOS PUEDE LLEVAR A CONFIAR EN EL MUNDO; IS.39:2b-4 

  IV.        NUESTRO ORGULLO Y VANIDAD NOS PUEDE LLEVAR A SER EGOÍSTAS; IS.39:5-8

Comentarios