«VENIMOS A ADORAR, SALIMOS A SERVIR»

«Al Señor tu Dios adorarás, y a él solo servirás» (Mateo 4:10)

Por el Rev. Felipe Rodríguez

Cuando era apenas un adolescente, y comenzaba a predicar mis primeros mensajes, el hermano Mongo Carrazana me invitó a predicar la Palabra en su iglesia, una pequeña congregación en el pueblo de Vueltas, Cuba, donde él era diácono y responsable de la iglesia en ausencia del pastor.

Yo era un simple estudiante de secundaria, pero Mongo percibió el llamado que Dios tenía para mi vida y quiso estimular mi deseo de servir al Señor con lecciones prácticas que todavía recuerdo.


Al final del almuerzo, me dijo lo siguiente: «Hermano, quiero que me acompañes a la finca. He sembrado un campo de yucas y hoy sacaré las primicias». Con gusto lo acompañé y, al pasar por un potrero dentro de su propiedad, vi a un viejo y flaco caballo que casi no podía caminar: «Ese es Pompeyo, el caballo misionero», me dijo Mongo señalando al huesudo animal. «Ese caballo fue comprado por la obra para que los pastores lo usaran en el trabajo misionero, pero ya está muy viejo y nadie lo puede montar». «Entonces, ¿por qué no lo vende para que lo sacrifiquen?», le dije. «¡Sacrificar a Pompeyo! ¡Imposible! Ese animal ha llevado sobre sus lomos a muchos siervos de Dios. Por él la Palabra ha corrido por estos campos. Él no merece ese tipo de final. Ahí estará pastando tranquilo hasta el día de su muerte».

Llegamos al campo de yucas y vino la segunda lección: «Tú eres un predicador de la Palabra, sin importar los años que tengas. Yo quiero entregarte las primicias de mi campo. Las primeras yucas serán para el siervo de Dios».

Yo estaba perplejo, no sabía qué decir: «Gracias, es un gran honor para mí», solo pude balbucir, ¡pero les aseguro que son las mejores yucas que he comido en mi vida!

Aquel día Mongo Carrazana me dio dos grandes lecciones prácticas de adoración. Primera: «Respeta y honra a los siervos de Dios porque proclaman la Palabra». Segunda: «Adora al Señor ofreciéndole lo mejor y primero de tu vida».

¿A cuántos bendijo Carrazana de esa manera? Estoy seguro que a muchos. Sin embargo, a quien más bendijo fue a su propia familia porque su peculiar adoración a Dios los enriquecía a ellos y varios de sus hijos y nietos son hoy pastores y ministros que predican la Palabra. Ya Mongo está con el Señor, pero sus descendientes continúan el legado.

Adorar al Señor significa servirle. ¡Que Dios continúe bendiciendo tu vida! Amén.

Felipe Rodríguez, Pastor
Miami, 6 de septiembre de 2009: «Mes de la Adoración»

Agradezco esta meditación al Rev. Felipe Rodríguez por hacer memoria de mi abuelo Ramón Carrazana.

 

 

INDICE DE TEMAS Y ASUNTOS

Apuntes Teológicos Apuntes tomados de libros Apuntes y Bosquejos de Sermones Avivamiento Ayuno Baile y Danza Bautismo Benjamín Franklin Biblia en Audio (RV/1960) Bibliología Bosquejo de 1 Tesalonicenses Buenas Obras Caida de la Gracia Caminemos con Cristo Células de Oración Charles H. Spurgeon Chisme Cielo Codicia Compromiso Comunicación Conferencias Confesion Confesión Cruz Cuba Daniel Datos interesantes David David Wilkerson David y Goliat Davo Depresión Desaliento Desobediencia Día de las madres Día de los Padres Diáconos Diez Mandamientos Diezmos y Ofrendas Diluvio Disciplina Discipulado Discriminación Doctrina Dones y Talentos Edén El régimen nuevo del Espíritu Elección Elías Epistola a los Galatas Escatología Esclavitud Escrituras Escuela Biblica de Verano Esperanza Espiritu Santo Estadisticas Estudios Bíblicos Etica Eva Evangelios Evangelismo Exodo Ezequiel Facebook Familia Fe Filemón Filosofía Fin de Año Finanzas Génesis Gozo y alegría Gracia Gráficos Gran Reseteo o Reinicio Gratitud Habla del cristiano Heb.10:19-25 Hechos 16:9 Hechos 8:36 Historia del A.T Huracán Iglesia local Infierno Injusticia Inmigración intercesion Ir a la Iglesia Isaías Isaías 53:1-7 Jardin del Eden Jeremías Jonas Jovenes Jueces de Israel Justicia Humana Juventud Koinonia La lengua Lake Yale Conference Center Lavar los Pies Lepra Libertad Libro de los Salmos Libros de la Biblia Liderazgo Luis Manuel Gonzalez Pena Lutero Madres Mateo 18:15 Matrimonios Matrimonios y Familia Meditaciones Membresía Ministerio Pastoral Ministerios de Jovenes Misericordia Misiones Moises Motivos de oración Muerte Muerte de Cristo Navidad Nehemias Nicodemo Noé Nuevo Nacimiento Obediencia Oración Pampano Pandemia Para Pastores Parabolas Pastor Noel Fleites Paz Perdon Perdón Poesías Política Predestinación Preguntas al Pastor Principe de Paz Problema del Mal Promesas Pruebas Racismo Rahab Rapto Reconciliación Reforma Restauracion Resureccion Resurrección Romanos Rut Salmo 46 Salmos Salvacion Salvo siempre salvo Sanidad Sara Segunda Venida de Cristo Semana Santa Serie Serie Avivamiento 3000 Serie de Sermones Serie de Sermones sobre Nehemías Serie los Cuatro Pilares de la Primera Serie: Algunas Características claves de un Discípulo Consagrado Serie: Caminando con Cristo Serie: El Profeta del Rio Serie: No Camines en Vano Sermón de las Siete Palabras Sermones servicio Sigmund Freud Someterse Sufrimiento y Persecución Templo de Salomon Teología Terremotos Testificar Testimonios Trabajo en Equipo Tribulación Trinidad Tumba de Cristo Vid Vida Cristiana Videos Videos de Cantos Inspiracionales que recomiendo Vino Voluntad de Dios Zaqueo
Mostrar más