La fruta codiciable vs. La Voluntad de Dios

Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría. Genesis 3:6 

¡Mujer cuidado con lo que vez! Las Apariencias engañan. Quizás estas mirando algo para tu vida que se ve bueno, agradable y codiciable, sin embargo, puede ser que eso te lleve a la destrucción. Hay frutas que a simple vista son buenas para comer, pero son malas para la digestión espiritual. Quizás hay sueños que quieres emprender, planes que quieres realizar; y quizás se ven agradables, codiciables y apetecibles para tu satisfacción personal. ¿Pero qué pasaría si esa fruta pertenece a un árbol prohibido por Dios? ¿Qué tal si es una fruta que está fuera de la Voluntade de Dios y te encuentras desobedeciendo? 

Romanos 12:2 nos dice sobre algo que verdaderamente es bueno, agradable y mejor aún, no es solo codiciable, sino que es perfecta para nuestras vidas. Esa es la voluntad de Dios, pero no puedes conformarte a este siglo, que lo ve todo centrado en la felicidad humana y no en la voluntad de Dios.  Es necesario que tu vida de mujer se transforme con la dulzura del buen sabor de la voluntad de Dios. Esto implica un cambio de carácter y de forma, si es necesario.  Todo tu ser debe de ser cambiado por la renovación que Dios le hace al alma cuando no te conformas a las costumbres de este siglo.  De esta manera podrás rechazar la fruta del árbol prohibido que, aunque tiene buen sabor, buena apariencia y se presenta apetecible al alma, te sacará del plan de Dios. Mujeres del Señor, manténganse fieles con los ojos puestos en el Señor y de esta manera experimentaran la voluntad de Dios que es “buena, agradable y perfecta.” 

¡Amén! 

Meditación por el Pastor Israel Cordovés, Jr.


Comentarios