La Adoración según la teología que Cristo Enseñó

Pero la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad, porque también el Padre tales adoradores busca que lo adoren.  Juan 4:23. Pasaje Bíblico: Juan 4:19-24


Notas sobre el audio de este sermón: Para los Hnos. Que me han pedido el audio de este sermón, les pido que perdonen la inconveniencia, debido a problemas técnicos no se pudo obtener la grabación del sermón. Por tal motivo hemos puesto las notas completas.


Introducción:
1.  Hay hoy en día muchos malos entendidos sobre lo que es la adoración en la iglesia y sobre todo la adoración  a través de la música… De hecho yo me aventuraría a decir que mucho de lo que hoy en día se le llama adoración a Dios no es adoración
sino un simple sensualismo de exaltación provocado por los llamados artistas cristianos...  Quizás sería bueno recordarle a la iglesia contemporánea las palabras de la ley citadas por el Señor Jesús cuando fue tentado por el Diablo, «Al Señor tu Dios adorarás, y sólo a él servirás» (Lucas 4:8).
2.  ¿Cuán importante es la adoración a través del canto en la biblia?  Es interesante que  el Apostol nos dice que hablemos entre nosotros con salmos, himnos y canciones espirituales; cantando y alabando al Señor en vuestros corazones (Ef. 5:19).”

                      I.            La Adoración según la Teología que Cristo enseñó no depende de lugar (Jn.4:19-21)
19Le dijo la mujer: —Señor, me parece que tú eres profeta. 20Nuestros padres adoraron en este monte, pero vosotros decís que en Jerusalén es el lugar donde se debe adorar.
21Jesús le dijo: —Mujer, créeme que la hora viene cuando ni en este monte ni en Jerusalén adoraréis al Padre.
1.  La Adoración según la Teología de Cristo no depende de lugar porque la adoración verdadera es una actitud del corazón: Para el Señor es más importante que el lugar, un corazón que sea verdaderamente un altar de adoración.  Para aquella mujer Samaritana la adoración que los Samaritanos practicaban era la correcta porque en el pasado sus padres adoraron en ese monte.  Ella le dijo a Jesús de una manera muy segura, “Nuestros padres adoraron en este monte.” Nosotros decimos hoy nosotros siempre lo hemos hecho así, pero que sorpresa para esta mujer, ese día no era un día cualquiera.  Ese día ella tuvo una conversación personal con Dios encarnado quien le profetizó el futuro de la adoración. Y en un mensaje profético el maestro le dijo que todo iba a cambiar. 
Amigo y hermanos, ¿Estas tu dispuesto a cambiar tu adoración?  Con esto no quiero decir que hay que entrar de lleno en la llamada adoración contemporánea, y expulsar la música de nuestros himnarios.  Con esto no le estoy diciendo a la música contemporánea que tiene la bienvenida en todo.  No con esto estoy diciendo que el Señor no quiere una adoración que uno haga por tradición sino porque verdaderamente lo hace para el Señor.  Este es un punto teológico muy importante porque las generaciones modernas están utilizando una expresión que ellos dicen que es la verdadera teología diciendo, “nosotros no cantamos del Señor sino para el Señor.”  Eso suena bien pero no es la verdad completa, nosotros cantamos sobre el Señor porque damos un mensaje con la letra de la música.  Todavía recuerdo un pastor que expone la música contemporánea por encima de todo diciéndome esta expresión.  Yo no sé la debatí porque pude sentir el espíritu de contienda y de debate.  Pero debo de decirlo en este sermón porque esa es la perspectiva de la teología moderna en la música.  Quiero decirles que los Salmos eran cantos sobre Dios para dar enseñanzas.  No simple expresiones emocionales sino que había un mensaje.
2.  La Adoración según la Teología de Cristo no depende de lugar porque cuando se adora de corazón no existe simbolismo.   Muchos pensamos que la adoración depende de lugar y solo adoramos cuando estamos en la iglesia, luego salimos de los templos y no hay diferencia entre nosotros y los paganos.  En la teología de Cristo no es así. El Rey de Reyes y Señor de Señores quiere que sepamos que la adoración no depende de ningún ‘símbolo.’  Los montes, las ciudades, los tabernáculos, los altares, ni nada que se pueda mencionar en la palabra de Dios se compara al lugar de la adoración donde un día se adoraría.  Aquella mujer no lo sabía, pero en tres años a partir de ese momento la adoración se concentraría en el corazón de los hombres y mujeres que en fe y con fe aceptarían a Jesús, ese profeta que con ella hablaba, como el que se merece nuestra adoración…

                     II.            La Adoración según la Teología que Cristo enseñó es inteligente (Jn.4:22)
 22Vosotros adoráis lo que no sabéis; nosotros adoramos lo que sabemos, porque la salvación viene de los judíos.”
1.  Tiene que ser inteligente en el sentido de que hay que conocer al Dios nuestro a quien adoramos.  Cuando adoramos a Dios tenemos que saber porque le adoramos y quien es el.  Nosotros tenemos que adorar a Dios porque le conocemos de verdad.  Nadie puede adorar a quien no conoce.  Este es un punto muy controversial desde el pulpito moderno  porque la mente popular y políticamente correcta nos dice,  “Lo importante es que todo el mundo cante y adore a Dios.”  Y entonces se apoya en el Salmo 150, “Todo lo que respire alabe a Jehová.”  
También se predica que no importa que una persona no tenga que creer en Dios para adorar y que no  importa a que religión pertenece.    Perdóneme pero tal cosa no es bíblica.  Probablemente una persona que adore sin creer se siente bien porque hay música y sentimientos envueltos, pero Dios quiere personas nacidas de nuevo. Quizás sería bueno recordar al profeta Isaías cuando dice las palabras del Señor, “…este pueblo se acerca con su boca y me honra sólo con sus labios; pero su corazón está lejos de mí, y su temor de mí está basado en mandamientos de hombres (RVA Isaías 29:13).” Es interesante que cuando Pablo llegó a la ciudad de Atenas se encontró que había un altar dedicado “DIOS NO CONOCIDO (Hechos 17:23).”
2.  Tiene que ser inteligente porque es un mandato bíblico que la adoración sea con el entendimiento: Cuando nosotros adoramos a Dios con la música hemos de hacerlo inteligentemente.  A veces se nos olvida lo poderosa que es la música y es entonces cuando Satanás entra en las iglesias.  Usted nunca va a ver al Diablo atacando por un debate sobre los cultos de oración, el evangelismo, si acaso en algunos pequeños puntos.  En general el se mete por las cosas que están relacionadas con las emociones… Es por eso que el Apóstol le dice a los Corintios “Cantaré con el espíritu, pero cantaré también con el entendimiento (1 Cor. 14:15).”
3.  Tiene que ser inteligente porque es para enseñar la palabra: Nosotros tenemos que tener siempre en cuenta que la música y la alabanza como todo en la iglesia tienen el objetivo de llevarnos a tener la palabra de Cristo y que esta habite en nuestras vidas.  La biblia nos dice, “La palabra de Cristo habite abundantemente en vosotros, enseñándoos y amonestándoos los unos a los otros en toda sabiduría con salmos, himnos y canciones espirituales, cantando con gracia a Dios en vuestros corazones (RVA Colosenses 3:16).”  Yo soy un amante de la música contemporánea, y soy un fanático de muchas de las melodías de hoy en día; sin embargo, reconozco que hay una pobreza muy grande en la sustancia de las letras.  Casi pudiéramos decir que ya no hay teología en la música contemporánea.  El gusto ha reemplazado la teología musical.  Hay mucha repetición en las expresiones de los cantos, pero la inspiración de las poesías del pasado ya no se ve… Y lo más triste es que esto que estoy diciendo es ofensivo para miles y miles de cristianos… lo acusan a uno de juzgar. 

                     III.            La Adoración según la Teología que Cristo enseñó es verdadera cuando se adora al Padre (Jn.4:23)
 23Pero la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre…”
1.  La adoración que el Señor Jesús enseño es para nosotros: Cristo dice que “la hora viene, y ahora es,”  lo cual es considero yo un llamado para que seamos ya adoradores fieles a Dios.  Nosotros vivimos en la época de la gracia donde la adoración es parte de nuestra vida… Esto es muy importante porque la expresión ‘ahora es,’ ha de ser vista como un llamado a vivir una vida de adoración constante…
2.  El verdadero adorador, busca adorar a Dios solamente: Notemos que en las palabras del Señor existen verdaderos adoradores así que por definición, tiene que existir una adoración que es falsa.  Claramente en este pasaje creo que podemos deducir claramente que la adoración verdadera es la que adora al Padre.  En este caso pudiéramos decir que el verdadero adorador pone sus ojos en Dios solamente.  Nunca pone los ojos en el mismo.  El hombre moderno es un adorador de si mismo… el hombre adora todo lo que hace… sus logros en la ciencia… sus triunfos en la vida… sus logros profesionales… ect… Pero la adoración musical verdadera tiene a Dios como objeto y centro…

                     IV.            La Adoración según la Teología que Cristo enseñó es espiritual y verdadera (Jn.4:23b)
“…en espíritu y en verdad,
1.  La adoración espiritual y verdadera es reverente. Hebreos 12:28 nos dice que “habiendo recibido un reino que no puede ser sacudido, retengamos la gracia, y mediante ella sirvamos a Dios, agradándole con temor y reverencia.”  Nosotros tenemos que agradarle a Dios con temor y reverencia.  Quizás sería bueno recordar que cuando alabamos a Dios y estamos en el templo junto como pueblo de Dios la reverencia debe de ser una característica esencial porque estamos buscando agradarle a Dios.  Con esto no estamos diciendo que hay que volver a la adoración muerta del tiempo medieval ni utilizada con la litúrgica católico-romana.  Con esto estamos diciendo que hay que tener en cuenta la presencia de Dios entre nosotros.  Sería bueno que cuando estemos cantando todos, tanto jóvenes como adultos recordemos las palabras del profeta Habacuc, “Jehovah está en su santo templo: ¡Calle delante de él toda la tierra! (Habacuc 2:20).
2.  La adoración espiritual y verdadera es gozosa.  Cuando la iglesia primitiva se reunía en el templo nos cuenta Lucas que aquellos cristianos, “perseveraban unánimes en el templo día tras día, y partiendo el pan casa por casa, participaban de la comida con alegría y con sencillez de corazón (Hechos 2:46).”  El Salmo 81 nos exhorta a “¡Cantad con gozo a Dios, fortaleza nuestra!”  Si, nosotros tenemos un motivo para cantar, Dios es nuestra fortaleza… Oh iglesia yo les exhorto con la voz profética de apocalipsis, “Gocémonos, alegrémonos y démosle gloria, porque han llegado las bodas del Cordero, y su novia se ha preparado (Apo. 19:7).
3.  La adoración espiritual nos amonesta y enseña.  Hace un rato nos referimos a Colosenses 3:16 lo cual lo hago otra vez porque claramente nos da otra razón importante para tener música en la iglesia, La palabra de Cristo habite abundantemente en vosotros,… amonestándoos los unos a los otros en toda sabiduría con salmos, himnos y canciones espirituales, cantando con gracia a Dios en vuestros corazones. Hermanos cuando cantemos pensemos en que nos estamos amonestando con buena doctrina.  Nos estamos diciendo unos a los otros lo que creemos…
4.  La adoración espiritual nos lleva a enfrentar nuestra condición delante de Dios… Triste, contento, desanimado,… simplemente cante:  ¿Está afligido alguno entre vosotros? ¡Que ore! ¿Está alguno alegre? ¡Que cante salmos! Santiago 5:13
5.  La adoración espiritual nos envuelve, nunca es pasiva sino activa (con esto quiero decir que cuando uno adora en espíritu  y verdad pues participa de la adoración y no solo es un espectador) Desgraciadamente nosotros vivimos en tiempos donde la iglesia se ha convertida en espectadora y no se envuelve en la experiencia de la adoración a través de la música.  No hay más que ver cuántas iglesias tienen grupos de alabanzas en los cuales ellos son los únicos que cantan…
6.  La adoración espiritual y verdadera nos mueve hacia la fe…
7.  La adoración espiritual y verdadera nos mueve hacia el amor… uno está envuelto en una experiencia donde canta con amor hacia Dios y hacia los hermanos que están al lado.  Yo me maravillo como podemos nosotros en la iglesia de hoy cantar llevándonos mal con el que está al lado nuestro…

                      V.            La Adoración según la Teología que Cristo enseñó es buscada por Dios (Jn.4:23b)
“… porque también el Padre tales adoradores busca que lo adoren. 24Dios es Espíritu, y los que lo adoran, en espíritu y en verdad es necesario que lo adoren.”
1.  Este aspecto de la teología de Cristo es muy interesante porque nos está nos dice que Dios está buscando adoradores… Esto es algo interesante porque Dios no necesita de nosotros sin embargo nos busca para que le adoremos…
2.  Este pasaje también nos ensena que es necesario que adoremos a Dios: Si es necesario pero porque es buen para nosotros mismos…

Conclusión:
Nuestra adoración en la música tiene que seguir el modelo de la teología de Cristo porque nosotros hemos sido llamados para anunciar al Señor.  Pedro nos dice que “vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido, para que anunciéis las virtudes de aquel que os ha llamado de las tinieblas a su luz admirable (RVA 1 Pedro 2:9).” Noten la expresión ‘para que anuncies.’ Poniendo este pasaje en el contexto de nuestro mensaje preguntamos, ¿Cómo anunciaremos las virtudes de aquel que nos llamó si no somos verdaderos adoradores?
¡Amén!

Comentarios