Los Siete Siervos (El Nacimiento del Ministerio del Diaconado)

Buscad, pues, hermanos, de entre vosotros a siete varones de buen testimonio, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría, a quienes encarguemos de este trabajo. Hechos 6:3 

Pasaje Bíblico: Elección de los siete, Hechos 6:1-4

I.            La Elección de los Siete Siervos fue el resultado de un problema que afectaba a toda la Iglesia y al ministerio de los Apóstoles: “v1, En aquellos días, como crecía el número de los discípulosse suscitó una murmuración de parte de los helenistas contra los hebreos, de que sus viudas eran desatendidas en la distribución diaria.”

II.          La elección de los Siete Siervos fue hecha por toda la Iglesia (La iglesia eligió a los Siete Siervos cuando se reunieron para resolver el problema como un asunto de todos. “v2 Entonces los doce convocaron a la multitud de los discípulos, y dijeron: No es justo que nosotros dejemos la palabra de Dios, para servir a las mesas).


III.       La elección de los Siete Siervos se enfocó en tres características claves que los diáconos han de tener (v3, Buscad, pues, hermanos, de entre vosotros a siete varones de buen testimonio, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría, a quienes encarguemos de este trabajo. 4Y nosotros persistiremos en la oración y en el ministerio de la palabra. 5Agradó la propuesta a toda la multitud; y eligieron a Esteban, varón lleno de fe y del Espíritu Santo, a Felipe, a Prócoro, a Nicanor, a Timón, a Parmenas, y a Nicolás prosélito de Antioquía; 6a los cuales presentaron ante los apóstoles, quienes, orando, les impusieron las manos).