LUZ PARA ESCAPAR DE LA TIERRA DE SOMBRA DE MUERTE


El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz; los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos. Isaías 9:2  

   ¡Qué triste es no poder ver y andar en tinieblas!  Los que tenemos la bendición de ver estamos acostumbrados a levantarnos cada mañana y poder apreciar la luz del nuevo día. Sin embargo, hay muchos que viendo no ven porque andan en tinieblas.  Ellos están tan entenebrecidos en este mundo que no pueden apreciar la luz divina de nuestro hermoso Jesús.  Ellos andan en lo que este pasaje describe como la “tierra de sombra de muerte.”  Muchos viven atrapados en esta tierra sin ser alumbrados con la luz del divino niño prometido por el profeta Isaías. Esta es la tierra de las preocupaciones de este mundo, los dolores, las vergüenzas, las penas, las depresiones, las frustraciones y demás.

   Este pasaje nos describe la vida sin el niño Jesús, una vida en tinieblas.  Nosotros andamos en tinieblas cuando no tenemos al niño mesías.  Pero que hermosa promesa cuando sabemos que una luz divina nos visitó hace dos mil años; y que todavía hoy puede llegar a cada corazón para abrir los ojos de la ceguera espiritual en la cual caemos y viven muchos por las obras del farsante angel de Luz.  Nuestro enemigo, el enemigo de nuestro Señor, quiere que vivamos en la tierra de sombra de muerte.   
   ¡Que hermosa promesa para nuesro diario vivir el saber que el Dios del cielo nos ha visitado trayéndonos la luz que nos saca de las tinieblas!   Juan describió esta luz como “la luz verdadera que alumbra a todo hombre (Jn.1:9).” ¡Levantémonos en estas navidades con esta gran promesa!  Su luz divina ha resplandecido sobre nosotros y no tenemos que vivir ya en la tierra de Sombra de Muerte.  Ese niño vino para alumbrarnos y que encontremos así el hermoso propósito que Dios tiene para nuestras vidas. ¿Sientes que vive en la tierra de la Sombra de Muerte? Ese niño vino para alambrarte y que escapes de tierra tan maldita.  Solo con él, y alumbrados con su luz llegaremos a tierra segura, tierra de bendiciones. ¡Amén! -Pastor ICC.

Comentarios