El Octavo Mandamiento: No robarás

SERIE, LEYES QUE NO TIENEN SENTIDO PARA UN MUNDO POST-MODERNO 
"No robarás.” Éxodos 20:15


Introducción: (Las notas de la introducción solo están en el bosquejo original).

    I.      ¿Qué dice el Octavo Mandamiento?

1.    Nos dice que todos hemos robado (o somos culpable de robo) de una u otra manera…
2.    Nos dice que un pueblo que le ama y vive bajo su pacto, lo manifiesta respetando lo que  le pertenece a nuestros semejantes…
3.    Nos dice que el Señor quiere un pueblo seguro (Seguridad para el vecino en un tiempo de peregrinaje y luego al poseer la tierra prometida).
4.    Nos dice que el Señor está en contra de las injusticias (El robo es una injusticia).


        II.        ¿Cómo podemos violar nosotros, el pueblo del nuevo pacto, el octavo mandamiento?

A.   Nosotros podemos robarle a nuestros semejantes

1.    La Biblia nos habla del robo en el mercadeo: Dt. 25:13-15; Amos 8:5
2.    El abuso de los impuestos: Luc. 19:1-10 (Zaqueo representa el gobierno actual, el cual sin ninguna misericordia aumenta los impuestos y mal administra los fondos monetario.  Muy pronto van a exigir que el pueblo pague más impuestos para reponer todo lo que ellos han malgastado…)
3.    Los bancos protegidos por el gobierno aunque digan que no: Prov. 22:26; Lev. 25:36 (Es verdad que hemos sido como pueblo, mal administradores de las bendiciones de Dios.  Pero los bancos se han aprovechado de ello para abusar con intereses variables y otras operaciones bancarias… como resultado dicen las estadísticas que se han perdido más de 6 millones de casas… y lo más triste es que el gobierno es coparticipe de esta atrocidad)
4.    Las compañías que sin misericordia maltratan a los trabajadores: Lev. 19:33; 23:22 (Como pastor he tenido muchas oportunidades de conversar con emigrantes ilegales que les están pagando menos de 5 dólares la hora.  Son muchos, incluyendo empleadores latinos los que se están aprovechando de los emigrantes indocumentados…)
5.    La Biblia nos habla del robo mediante la usura: Ex. 22:25; Prv. 28:8
6.    El robo del que pide prestado con la  intención de no pagar: Sa. 37:21; 2 Re. 4:7

B.   Nosotros podemos robarle a nuestros semejantes

1.    Le hemos robado la gloria a Dios: Fil.4:13 (¿Cuántas veces hemos pensado que nosotros podemos vivir la vida cotidiana por nuestras propias fuerzas y que nuestros logros son gracias a nosotros mismos?  Cada  vez que actuamos o pensemos así,  estaremos robándole la Gloria a Dios).
2.    Hemos robado lo maldito de este mundoJosué 7:11; Pro. 9:17 (No sedamos a la tentación de robar lo que Satanás nos ofrece fácilmente) 
3.    Hemos robado riquezas a Dios (diezmos y ofrendas): Mal. 3:8-10 (Este es un punto muy difícil para mí ya que tengo la costumbre de no predicar sobre el tema de los diezmos y ofrendas.  Me gusta invitar siempre a alguien  para que lo haga por mi ya que la mentalidad de muchos es que los pastores siempre están pidiendo dinero.  No obstante, hoy debo de mencionar el tema porque no me puedo escapar del mismo…)
4.    Hemos robado talentos, tiempo y dones al Señor: 1 Cor. 12:7-27, Mt. 25:14-28 (parábola de los talentos)
5.    Hemos robado con la religión: Jn. 10:1 (Cuando procuramos entrar al cielo atreves de la religión, le estamos robando a Dios.  Somos ladrones y lo peor le estamos robando al mundo que necesita de Cristo la oportunidad de la verdadera salvación…bajo este concepto yo digo y predico, los testigos de Jehová, los mormones,… cualquiera otra religión está robando la verdad…)
6.    Hemos robado las bendiciones de otros cristianos: Gen. 25 (No perdamos las bendiciones que Dios nos da, Satanás quiere robarnos y utiliza a otros hermanos que nos quitan el gozo, el deseo de trabajar,…ect.)

           III.           ¿Qué hacer para restaurar nuestra vida en el nuevo pacto?

1.      El pueblo del Nuevo pacto es trabajador: Ef. 4:28
2.      El pueblo del nuevo pacto se alegra con lo que Dios le da: Heb. 13:5-6
3.      El pueblo del nuevo pacto es poseedor de una vida abundante: RVA Juan 10:10

Conclusión:
Recordemos a nuestro Señor en la Cruz.  Lo crucificaron  injustamente y entre dos ladrones (Mt. 27:38 Entonces crucificaron con él a dos ladrones, uno a la derecha y otro a la izquierda). Nosotros los cristianos, los hijos del nuevo pacto, estamos hechos para glorificar al Señor en todo.  El diablo quiere que seamos participe del robo de este mundo.  Quizás estemos entre ladrones pero no somos parte de ellos… Junto a Jesús fuimos crucificado y jamás seremos participes de la violación del 8vo Mandamiento. Amén.

Comentarios