El Llamado del Atalaya

Hijo de hombre, yo te he puesto por atalaya a la casa de Israel; oirás, pues, tú la palabra de mi boca, y los amonestarás de mi parte. Ezequiel 3:16
Pasaje Bíblico: Ezequiel 1:1 – 3:27 

Introducción: Nosotros los cristianos somos atalayas puestos por el Señor en un mundo desbastado…
Información sobre la vida de Ezequiel:
1)    Este profeta no se conoce fuera del libro
2)    Nombre: Comentario, “La palabra hebrea que se traduce Ezequiel se usa solamente para el profeta. Ezequiel significa, “Dios me hace fuerte/Dios fortalece.”
3)    Ministró en el exilio, año 597
4)    Familia de sacerdotes, 1:3
5)    Casado pero enviudó durante su ministerio, 24:15-18
6)    Fue llamado al ministrio cuando tenía 30 años, 1:1; Aconteció en el año treinta, en el mes cuarto, a los cinco días del mes, que estando yo en medio de los cautivos junto al río Quebar.”
7)    No conocemos cuando murió… 

I. Nosotros somos Ayalayas de Dios en un mundo de cautivos, 1:1-9
1.    Dios nos ha llamado en su Gloria: Un llamamiento que sacerdotal (30 años como los sacerdotes) y nosotros somos sacerdotes ante Dios…Un llamamiento para ministrar entre los cautivos.
2.    Dios nos llama con la obra de su Espíritu Santo (Veamos al espíritu obrar en el llamamiento de Ezequiel)
II. Nosotros somos Atalayas que podemos decaernos ante una gran obra encomendada por Dios, 3:12-21 -- ¿Qué hacer cuando estamos en el Rio Quebar?

1.    V5b Recordemos que Dios simplemente nos envía con una misión de ser mensajeros. “…siempre conocerán que hubo profeta entre ellos.” ¿Que nos ha de consolar al hacer la obra cuando nadie escucha? – esto es para la familia también... El Atalaya se consuela siendo fiel a su llamado no al número de los que creyeron a su mensaje… El atalaya es exitoso en el hecho de que simplemente fue fiel a la visión sin preocuparse del resultado
2.    V8b Recordemos que El Atalaya es diferente al resto del mundo: “… Mas tú, hijo de hombre, oye lo que yo te hablo; no seas rebelde como la casa rebelde; abre tu boca, y come lo que yo te doy. (Jeremías 15:19, Conviértanse ellos a ti y no tu a ellos) 
3.    V3:8 Recordemos que el Atalaya es fortalecido por Dios.  “…He aquí yo he hecho tu rostro fuerte contra los rostros de ellos, y tu frente fuerte contra sus frentes.”   

III. Nosotros somos Atalayas que tenemos una Responsabilidad inminente (imperiosa), 2:18 

1.    Dios es el que habla por nosotros, 2:18 “…Cuando yo dijere al impío: De cierto morirás;…” 
2.    Nuestra misión es inminente porque es de amonestación 2:18b “…y tú no le amonestares ni le hablares, para que el impío sea apercibido de su mal camino a fin de que viva, el impío morirá por su maldad, pero su sangre demandaré de tu mano.” (Lev. 19:17; Hec. 20:31; Col. 3:16; Tit. 3:10) 
3.    Nuestra misión es inminente debido a la responsabilidad nuestra (Ingles: Accountability; Español; Rendición de cuenta); 3:19-21 “…19Pero si tú amonestares al impío, y él no se convirtiere de su impiedad y de su mal camino, él morirá por su maldad, pero tú habrás librado tu alma. 20Si el justo se apartare de su justicia e hiciere maldad, y pusiere yo tropiezo delante de él, él morirá, porque tú no le amonestaste; en su pecado morirá, y sus justicias que había hecho no vendrán en memoria; pero su sangre demandaré de tu mano. 21Pero si al justo amonestares para que no peque, y no pecare, de cierto vivirá, porque fue amonestado; y tú habrás librado tu alma 

IV. Nosotros somos Atalayas que tenemos que hacer una decisión junto al Espíritu Santo, 3:22-27 (Este punto no se expuso en el sermón de Abril 19 debido al tiempo. Pero el mismo será expuesto el miércoles de Estudio Bíblico y conferencia donde se estudiará el libro de Ezequiel).