Ni Frio ni Caliente, La Apatía y la Indiferencia

Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueras frío o caliente! Pero por cuanto eres tibio y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca. Apocalipsis 3:15-16 (Pasaje bíblico: Apocalipsis 3:14-22) 

       I.        El desagrado divino a la mentalidad de no ser ni frio ni caliente, 14-16
      II.        La Mentalidad de los creyentes que no son ni fríos ni calientes, 17
     III.        La Solución divina para los creyentes que no son ni fríos ni calientes, 18-20
     IV.        El Premio Divino para los que no son ni fríos ni calientes, 21-22