Escultura Plástica


Instruye al niño en su camino; y aun cuando sea viejo, no se apartará de él.
Proverbios 22:6


¿Cuán importante es cuidar la mente de un niño y enseñarle lo mejor? Quizás la siguiente poesía anónima nos haga meditar.


Tome entre mis manos, de plástico barro
Un suave fragmento, muy suave en verdad;
Y dile mil formas caprichosamente
Cediendo al impulso de mi voluntad.

Después de algún tiempo el barro encontróme,
Llevando aun impresa la forma final,
Y quise, cual antes, cambiarlo al capricho,
Mas ya endurecido… ¿Qué pude? ¡Jamás!

Tomé entre mis manos el barro viviente,
Que no es otra cosa la mente infantil,
Muy suave y sensible costroso y entonces
Con arte y cariño, mil formas le di.

Después de algún tiempo hállele ya un hombre
Llevando las huellas que yo le imprimí,
Y quise, cual antes, cambiarle… ¿Qué pude?
¡Así come estaba, quedose por fin!
-Poesía Anónima

Comentarios