¿Qué imagen tienes tú de ti?

“Entonces dijo Dios: ‘Hagamos al hombre a nuestra imagen,
conforme a nuestra semejanza, y tenga dominio… sobre la tierra.’
Génesis 1:26

En la vida cristiana, la imagen que uno tenga de si mismo decide mucho sus victorias espirituales. El mundo quiere que tengamos una imagen de éxito, sin embargo, hace todo lo posible para vernos en derrota y muchos cristianos van por ese camino de fracaso. A través de los tiempos tal ha sido la táctica del Diablo. Aristóteles, creía que el hombre era un “animal político;” Edmun Burke nos identifico como “animales religiosos;” Benjamín Franklin como “animales que producen herramientas;” y Tomas Carlyle como “animales que usan herramientas.” Darwin nos redujo a monos; y Freud, el gran padre del psicoanálisis, nos redujo a seres que son “guiados según fuerzas Sicológicas escondidas en nuestras mentes.” Pero la pregunta es: ¿Qué imagen tienes tú de ti?


La Palabra de Dios nos da un paisaje bello de lo que es la imagen de un cristiano. Consideremos, al menos, algunas de las imágenes sobre nuestra persona que hará de nosotros hombres y mujeres satisfechos. Primero, Dios nos ha dado una imagen de dominio que ha sido restablecida en Cristo (Gn 1:28/2Tim 1:7). Segundo, tenemos la imagen de hijos de Dios, lo cual nos hace príncipes y princesas (1 Juan 3:1/ James 2:5). Tercero, tenemos una imagen de sacerdotes, lo cual nos garantiza una vida cristiana verdaderamente exitosa en Cristo (Revelación 1:6); y Cuarto, lo más importante, caminamos hacia poseer la imagen de Cristo, lo cual es la meta suprema de cada hombre o mujer nacido de nuevo (Romanos 8:29).

¿Y entonces qué? ¿Estamos contentos y satisfechos con lo que somos? Juan Newton, famoso pastor y escritor de himnos decía:

Yo no soy lo que debo ser.
Yo no soy lo que quiero ser.
Yo no soy lo que espero ser.
Pero no soy lo que yo era.
Y por la gracia de Dios,
Yo soy lo que soy.

¡Vive la imagen de Dios en tu vida, donde quieras que estés tal imagen reflejara el brillo de la presencia de Dios!
¡Amén!
Pastor Israel Cordoves, Jr.

Comentarios